La Máquina Del Tiempo Perdido

Delorean¿Dónde nos llevaría el De Lorean y su condensador de fluzo si le marcáramos un 29 de febrero o el cambio de hora anoche a las 2:30 por ejemplo?

El reloj ya no es una forma de medir el tiempo, intentamos vivir por delante poniendo el reloj del coche 10 minutos antes, como si así nos adelantáramos al resto del mundo.

El tiempo pasa inexorablemente, decía una antigua aventura gráfica. Durante la semana mi tiempo corre deprisa, nueve horas al día (del reloj) se come el trabajo y cuando llega el fin de semana, intenta detenerse al ver que tú no estás, y luego resulta que pasa en un solo segundo (este no es del reloj).

El reloj es manipulable para mejorar la productividad.  Intentaré medir mi tiempo en compases, bailes, palmadas, pasos en cualquier dirección, miradas, recuerdos o algo así … ¿alguna propuesta?

10 Responses to “La Máquina Del Tiempo Perdido”


Comments are currently closed.