Tan fácil como querer hacerlo

Lamiendo el postreY es que así son la mayoría de las cosas que nos dan felicidad, lamer el plato de la tarta de galletas de mamá o encerrarte en la nueva mampara de la ducha de la suegra.LordMax encerrado en la ducha

No tenemos que perder de vista a las personas que queremos, a veces nos necesitan y no saben como decírnoslo, deberíamos tener una gran pantalla en el pecho que contara nuestros problemas, así todos nos entenderíamos más. Estamos tan cegados en nuestras cosas, o en creer que damos todo por una persona, que perdemos la perspectiva de 36o grados y dejamos de atender otras necesidades mucho más básicas. Recordemos a Maslow …

Pirámide de Maslow

Mucho cuidado con avanzar en escalones y olvidarnos de las anteriores estaciones o la pirámide se derrumbará … veamos, voy a examinarme a mi mismo …

respiro, como, descanso, ops … yo que pensaba que iba por el último peldaño …

1 Response to “Tan fácil como querer hacerlo”


Comments are currently closed.